Hoy, catorce de junio se cumplen dos años desde que empecé a trabajar en Mavrix Technologies, aunque la empresa ha sufrido algunos cambios, la dinámica de trabajo, al menos la que queremos tener, sigue siendo la misma y estoy muy contento con el equipo de trabajo, a pesar de los cambios que ha sufrido en los últimos seis meses.

El trabajo ha sido el refugio y el gran apoyo que he encontrado en Marbella para hacer frente a esa parte de los cambios de mi vida que no quería tener y que no sabía muy bien como afrontar. Sin lugar a dudas, por ahora, solo tengo palabras de agradecimiento, tanto a la empresa como a mis compañeros.

Hay gente que no hace amigos en el trabajo, incluso algunos extranjeros prefieren tener sus amigos de su nacionalidad fuera de la oficina porque eso les permite desconectar del trabajo. Sinceramente, me está costando mucho más que en Londres hacer un grupo de amigos y saber que puedo contar con la gente del trabajo es un punto muy positivo.

Por lo demás, el único pero siguen siendo los aseos de la oficina.. no he visto una empresa que se preocupe menos por ese aspecto que ésta. Y bueno, a veces, las nuevas políticas corporativas que llegan desde Malta son cuanto menos un poco raras, pero es algo a lo que nos acabaremos acostumbrando (creo que porque los aseos allí son aún peores)

Espero poder seguir sumando muchos años más y ver unos aseos en condiciones.