Mareos de un geek

Mens Geek in Corpore Insano

Menú Cerrar

Varsovia

varsovia-centro

El pasado fin de semana, aprovechando el comienzo de septiembre, estuve visitando la capital de Polonia, Varsovia. Se trataba de mi regalo de cumpleaños, así que básicamente quería relajarme, disfrutar de buena comida y bebida.. y poco más. Afortunadamente, la ciudad de Varsovia brinda muchísimas más oportunidades y, aunque de manera relajada, estuve visitando monumentos, museos y pateando centros históricos.

Lo primero que sorprende de Polonia es la situación de progreso de la ciudad. No estoy diciendo que Polonia sea un país pobre, pero me esperaba algo menos sofisticado. Después de visitar países del antiguo bloque del este de Europa, Nórdicos y parte de Alemania y Austria, me esperaba algo más funcional, descuidado y sucio, pero no fue así.

De hecho, la ciudad es bastante nueva, dado que fue destruida, prácticamente en su totalidad, durante la Segunda Guerra Mundial. Hace 60 años se reconstruyó parte del centro de la ciudad, que ahora es Patrimonio de la Humanidad, tampoco hay que olvidar que durante la época soviética se construyeron y planificaron grandes áreas de Varsovia. Finalmente, con la celebración de la Eurocopa del año pasado se realizaron importantes inversiones para modernizar el transporte público y también modelar el skyline de la moderna Varsovia.

Por ejemplo, el aeropuerto es bastante moderno, pequeño, pero moderno y está a 15 minutos en taxi del centro de la ciudad. Tal vez sea el momento de comentar que la ciudad en si, es bastante barata, tanto si viajas desde España como desde Inglaterra. Llegamos a cenar (2 personas) por poco más de £12, incluyendo entrante, plato principal y bebida.

Como ya he dicho, con las inversiones de la Eurocopa se ha modernizado una parte de la ciudad y numerosas empresas tienen allí sus sedes. A pesar de ser la capital y de la fuerte presencia de turistas, sedes de empresas europeas y rusas, etc.. una vez sales del centro es bastante difícil encontrar a gente que hable inglés y puedo asegurar que el polaco suena muy marciano.

Parque Real Łazienki

La visita a la ciudad empezó en la zona de parques y jardines de Łazienki Królewskie. Situada al sur del centro de la ciudad, se trata de una gran extensión arbolada atravesada por un par de canales y varios lagos. En ella se distribuyen una serie de palacetes, museos, fuentes y monumentos. En su parte este hay varias embajadas, entre ellas, la de España.

Además del jardín botánico y el observatorio astronómico, destacan el Palacio de Belvedere, el Palacio del Lago, el Castillo Ujazdowski que acoge el Centro de Arte Contemporáneo y el Monumento a Chopin, donde se realizan actuaciones de música clásica habitualmente.

Tomando el camino hacia el centro de la ciudad, al cruzar la avenida se encuentra el Parque Ujazdowski, que cuenta con un gran lago y varias zonas verdes donde sentarse a descansar. Afortunadamente, como el tiempo fue bastante bueno pude pasear y disfrutar de estas dos zonas verdes, e incluso tuve que descansar un par de veces debido al calor.

Toda la zona que rodea el Parque Ujazdowski está ocupada por embajadas y edificios institucionales, lo cual te permite descubrir la zona gubernamental de Varsovia.

En este punto hay que destacar un hecho que es una constante en toda la ciudad, la cantidad de parques y zonas arboladas que existen. Sin lugar a dudas se trata de la ciudad con más parques que he visitado hasta el momento y no importa si es el centro o las afueras, ya que prácticamente a cada kilómetro se puede encontrar un parque.

La Ruta Real de Varsovia

Después de recorrer la zona circundante de la avenida de Ujazdów se llega a lo que puede considerarse el centro turístico de Varsovia: las calles Nowy Świat y Krakowskie Przedmieście. Estas dos calles, junto a la anterior avenida y otra serie de avenidas que se dirigen hacia el sur forman parte de la Ruta Real de Varsovia.

La Ruta Real de Varsovia era el camino que recorrían los reyes polacos desde el Castillo Real hacia sus palacetes en el Parque Real Łazienki o el Palacio de Wilanów, un recinto que se encuentra al sudeste de Varsovia y que cuenta con un importante palacio barroco, considerado el Versalles polaco.

Volviendo a la parte norte de la Ruta Real, actualmente, las calles Nowy Świat y Krakowskie Przedmieście constituyen el centro comercial y turístico de la ciudad. Numerosos museos, palacios, bibliotecas e iglesias se encuentran en ellas, además de una gran cantidad de comercios y restaurantes.

Paseando por ellas se puede contemplar la Iglesia de Santa Ana, el Convento de los Bernardinos, el Palacio Kazanowski, la Iglesia de la Asunción de la Virgen María y de San José, el Palacio Presidencial, el Palacio Potocki, la entrada a la Universidad de Varsovia (y el edificio de su biblioteca), el Palacio Czapski y la Iglesia de la Santa Cruz. Todo ello salpicado con numerosas plazas, monumentos y jardines, además de las terrazas de las numerosas cafeterías y cervecerías, donde se realizan numerosas actuaciones, sobretodo de música clásica.

varsovia-opera

Al oeste de la calle Krakowskie Przedmieście se encuentra el Parque Saski, la Plaza Pilsudski (cerrada por obras) y el Palacio de la Ópera, un edificio monumental que resaltaba incluso por encima del moderno edificio que tiene justo al lado.

Ciudad Vieja

La parte más antigua de Varsovia, es conocida como Stare Miasto, comienza en la Plaza del Castillo (Plac Zamkowy) y además de la Catedral (que se encontraba en obras) y la Antigua Plaza del Mercado (Rynek Starego Miasta en polaco) que desafortunadamente también estaba en obras, cuenta con distintas callejuelas que conectan los distintos puntos entre sí.

En la Plaza del Castillo, por supuesto, se encuentra el Castillo Real de Varsovia, actualmente acoge distintas muestras sobre la ciudad. Desde la torre de la Iglesia de Santa Ana se pueden disfrutar de vistas bastante bonitas de toda la plaza y de la Ciudad Vieja.

Las calles circundantes a las dos plazas principales, sobretodo las que se dirigen hacia la zona del río Vistula, tienen rincones bastante pintorescos y acogedores para pasear.

Ciudad Nueva

La zona de la Ciudad Nueva (Nowe Miasto) se encuentra justo al norte de Stare Miasto, su calle principal es la Calle Freta y en ella se pueden encontrar multitud de terrazas y restaurantes, además de un par de iglesias interesantes y la casa-museo de Marie Curie.

La zona este, que se encuentra pegada al Vistula, es un parque que cuenta con una gigantesca fuente donde contemplar espectáculos multimedia por las noches. La zona norte de este barrio de Varsovia también cuenta con una gran zona verde, la del Parque Fort Legionów y el Park im. R.Traugutta, que cuenta con un estadio de fútbol.

Toda la zona oeste de Nowe Miasto formó parte del Gueto de Varsovia y se pueden encontrar varias placas explicativas y conmemorativas en sus calles.

Varsovia Centro

El metro de Varsovia tiene una parada que se llama Centrum y como su nombre indica se puede decir que está situada en el centro geográfico de la ciudad. El centro cuenta con grandes avenidas y el domingo estuve paseando por la Avenida Marszałkowska y la Avenida Juan Pablo II.

La Avenida Marszałkowska comienza, en su extremo sur, en la Plaza de la Constitución, que es donde se encontraba el hotel donde me alojé así que fue bastante sencillo encontrarla y seguirla en dirección norte. La zona de la Plaza de la Constitución me recordó a la Avenida Karl Marx de Berlín, por su estilo arquitectónico soviético, con edificios simétricos a ambos lados de las calles y avenidas.

Volviendo hacia el norte y la zona más céntrica de la ciudad, en la Plaza Defilad se encuentra el imponente edifico del Palacio de Cultura y Ciencia de Varsovia. Se trata de un complejo formado por varios teatros, museos y salas de exposiciones e incluso canchas de baloncesto, rematado por un rascacielos de 187 metros de altura, siendo el edificio más alto de Polonia y uno de los más altos de Europa.

El edificio fue un regalo de la antigua URSS al pueblo de Polonia y hasta la caída del bloque soviético llevaba el nombre de Stalin. La historia del edificio es bastante peculiar, su concepción sigue todos los cánones de la arquitectura soviética y es bastante parecido al edificio de la Universidad de Moscú, aunque algunos remates y mampostería son propios de la cultura polaca. Para su construcción, se trasladaron 3.500 trabajadores desde la URSS, para los cuales el gobierno polaco tuvo que construir un nuevo barrio con todos los servicios.

Tras la caída del muro de Berlín y del bloque de Europa del este, muchos polacos querían que se derribara ya que lo consideraban un símbolo del dominio soviético, afortunadamente hoy es uno de los monumentos más visitados de la ciudad y un icono de Varsovia.

varsovia-skyline

La Avenida Juan Pablo II se ha convertido en una de las arterias más modernas de Varsovia, sede de numerosas empresas internacionales y con numerosos edificios que han transformado todo el skyline de la ciudad dándole un aspecto moderno y occidental. El origen de recorrer esta avenida fue llegar a la calle Chłodna, que fue el punto que los alemanes eligieron para dividir el gueto en dos y donde pueden encontrarse distintos monumentos y placas conmemorativas.

Museo Chopin

La tarde del domingo la dediqué a visitar el Museo Chopin, se trata de una moderno museo que recorre toda la vida del fabuloso compositor polaco. Toda la experiencia es muy interactiva, con una tarjeta que te entregan con la entrada vas activando distintos vídeos explicando los distintos momentos de la vida de Chopin.

Por supuesto cuenta con una gran cantidad de cartas, fragmentos originales de sus obras, objetos personales, etc.. de este compositor del Romanticismo. Su vida, que fue bastante convulsa, cumple todos los cánones de los artistas de la época: creció en Varsovia, visitó las principales ciudades europeas (Viena, Berlín, París y Londres) y acabo viviendo en la capital francesa debido a la situación en Polonia (sujeta entonces al Imperio Ruso) Murió con 39 años en Paris debido a una dolencia pulmonar.

Galeria

Sin lugar a dudas, un viaje que ha merecido la pena, bastante interesante y que debido a la gran oferta cultural de Varsovia puede hacerse para un par de días o incluso más, el número de museos y su variedad es realmente impresionante. Por supuesto, como todas las ciudades situadas en esta parte de Europa, recomiendo su visita en verano o los meses más cálidos.

Las fotografías panorámicas de la entrada son de la página de la Wikipedia sobre Varsovia ya que sólo me lleve el iPhone y no la cámara.