Age of Empires IV

Age of Empires IV fue lanzado a finales de octubre después de un par de versiones de prueba a lo largo del pasado verano [1][2]

Disponible en Xbox Game Pass, el retorno de una de las sagas más reconocidas del género de la estrategia en tiempo real ha dejado un sabor agridulce a sus seguidores.

Por una parte, Age of Empires IV es una buena noticia, porque vuelve uno de los clásicos del género y la nostalgia te hace apreciar la noticia.

Por otro lado, un poco de desencanto, vuelve a ser más de lo mismo, pero sin tanto. No hay detrás una comunidad que ha creado los contenidos disponibles en Age of Empires II, que son espectaculares.

Indudablemente, el tiempo pondrá a esta nueva entrega en su lugar, personalmente, me ha entretenido, pero como ya digo, tampoco me ha impresionado ni sorprendido.

Civilizaciones de Age of Empires IV

Los detalles de este Age of Empires IV se pudieron ir viendo en las diferentes pruebas abiertas.

De inicio, se ha lanzado con un total de ocho civilizaciones que han intentado reflejar los poderes existentes en la época medieval.

Indudablemente, es desde una perspectiva histórica sajona y orientada a los mercados orientales.

Desde el bando sajón tenemos tres representantes europeos: Inglaterra, Francia y el Sacro Imperio Germánico. Aunque estas civilizaciones tienen Historia suficiente para enfrentarse entre ellas, el enemigo más reconocido son los árabes.

Entra en escena la Dinastía Abasí, fundadora del califato homónimo y que mantuvo el poder en Oriente Próximo y el norte de África hasta su disolución tras las invasiones mongoles.

Los mongoles serán el punto de enlace con las otras tres civilizaciones pendientes: los chinos y el Sultanato de Delhi en Asia.

Además están los rus y aquí hay una curiosidad, los rus son el origen del Rus de Kiev, es decir, Ucrania. Pero en Age of Empires IV su campaña se centra en Moscú y otras áreas más orientales.

Por otra parte se echa de menos que no hayan presentado al Imperio Bizantino, clave en la Historia Medieval como nexo entre Oriente y Occidente.

Dejando de lado ese pequeño desliz histórico, la principal característica de las civilizaciones en Age of Empires IV es que cada una cuenta con unas particularidades que harán que afrontemos las partidas de manera diferente.

De esta manera, encontramos civilizaciones más equilibradas, otras que nos permiten un ataque más rápido y otras que requieren de un amplio desarrollo previo.

Siguiendo varios parámetros se pueden clasificar en tres grupos de dificultad:

  • Una estrella: ingleses y franceses.
  • Dos estrellas: Sacro Imperio Romano Germánico, los rus y la Dinastía Abasí.
  • Tres estrellas: los chinos, los mongoles y el Sultanato de Delhi.

Os dejo aquí una pequeña reseña de cada una de ellas según me ha gustado más o menos jugar con cada una de ellas.

Sinceramente y a pesar de su dificultad, la civilización de los mongoles es la que más te va a hacer disfrutar de Age of Empires IV.

Se trata de una civilización nómada, sus edificios se pueden recoger y mover. Además basa su fuerza bélica en la caballería ligera, lo que hace que sus ataques sean rápidos.

Todo ello se contrarresta con unas localizaciones que admiten pocas defensas estáticas, sin muros ni castillos. Además los ataques tienen que estar bien coordinados y dirigidos para que no acaben con tus unidades.

En segundo lugar podemos elegir entre franceses e ingleses. Los primeros te permiten centrarte más en crear un poderoso ejército comandado por su caballería pesada.

Los ingleses por su parte son la civilización más balanceada y sus arqueros de tiro largo son la mejor unidad a distancia del juego.

El rus y los chinos son civilizaciones a las que les cuesta arrancar, pero una vez dominadas y superadas las primeras edades son bastante sólidas y poderosas.

Los chinos cuentan con las mejores unidades de pólvora del juego, además de edificios propios interesantes. Los rus por su parte se centran en la caza y es importante explotar los recursos naturales de manera eficaz.

Con las tres civilizaciones restantes nos vamos a encontrar con ciertas particularidades que pueden hacerlas muy divertidas o muy complejas de manejar.

La Dinastía Abasí es una civilización que defensivamente tiene unidades muy solidas, pero a la hora de atacar puede resultar más primitiva. Su principal particularidad es la utilización de la Casa de la Sabiduría para avanzar entre edades.

El Sacro Imperio Romano está centrado en la religión lo cual hace que sea imprescindible explotar este campo para llegar a la victoria.

Por último, el Sultanato de Delhi es una de las civilizaciones en las que más hay que medir las decisiones. Su principal característica es que las investigaciones no tienen coste alguno pero la cola para hacerlo ralentiza todo el proceso.

Edades de Age of Empires IV

Cómo ya ocurría en entregas anteriores, el desarrollo de las partidas está dividido en edades. Cuenta con cuatro de ellas: Edad oscura, Edad feudal, Edad de los castillos y Edad imperial.

Para avanzar entre edades es necesario disponer de unos determinados recursos:

  • Edad feudal: 400 de comida y 200 de oro
  • Edad de los castillos: 1200 de comida y 600 de oro
  • Edad imperial: 2400 de comida y 1200 de oro

En partidas clásicas cada una de las edades tiene su protagonismo: en la Edad oscura nos centraremos en explorar y descubrir los recursos del mapa de manera que podamos establecer mejor los cimientos de nuestro campamento.

En la Edad feudal se debe desarrollar la economía y empezar a planificar nuestro potencial bélico. Este aspecto es el que más se potencia en la Edad de los castillos, además de investigar las tecnologías que marquen diferencias respecto a los rivales.

Por último, en la Edad imperial debemos completar nuestro ejercito con las mejores unidades y mejorar tecnológicamente por delante de nuestros rivales.

Las Campañas

Age of Empires IV cuenta con cuatro campañas centradas en los ingleses, los franceses, los mongoles y el rus. Además cuenta con un tutorial basado en los consejos del libro El arte de la guerra.

En el tutorial se nos reta a conseguir diferentes objetivos de producción y militares siguiendo determinados pasos con un tiempo limitado.

Las campañas nos van a poner en la piel de las civilizaciones citadas y nos van a presentar a los héroes, unidades especiales que disponen de características propias.

Con los ingleses viviremos un verdadero juego de tronos para ver quién se alzará con la corona de Inglaterra tras la llegada de los normandos a la isla.

No dejamos a los ingleses para entrar de lleno en la Guerra de los Cien años desde el bando francés enfrentando su poderosa caballería contra los arqueros de tiro largo.

Los mongoles conquistaron medio mundo, pero la tercera campaña de Age of Empires IV se centra en el dominio sobre los dominios chinos. Ataques entre montañas, asedios..

Por último, los rus tendrán que hacer frente a los poderosos mongoles para evitar ser dominados por éstos, aún así tendremos la opción de pagarles tributo en alguna ocasión.

Si en Age of Empires II las campañas nos presentaban a héroes históricos (o de leyenda como El Cid) y dejaban lugar a la épica.

En esta nueva entrega se ha trabajado la ambientación y las introducciones de manera documental, mostrando lugares, técnicas, estudios, etc.. una especie de Canal Historia adaptado.

Conclusiones

Si bien Age of Empires IV no destaca por ningún aspecto. Incluso ha sido criticado por el nivel de sus gráficos o la falta de variedad en el sonido.

La posibilidad de poder jugarlo gratis y completar las campañas ha sido un punto a favor para probarlo. Imagino que ahora, no lo compraré y esperaré a alguna oferta.

El tiempo, creo, desde mi punto de vista, le vendrá muy bien. Sobretodo si Microsoft cumple las promesas y empieza a potenciar la comunidad mod, la creación de mapas, etc..

Es un buen primer paso, pero hay ciertos aspectos a pulir, que a día de hoy no pueden dejarse en un título que debe ser referencia en su género.

Pero después de esperar 15 años, bueno, podremos hacerlo un poco más y ver cómo se pule.

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: