Continuamos explorando las cervecerías de la Costa del Sol y en esta ocasión ha tocado acercarse a Torremolinos, capital del pecado en el sur de España.

Aunque en invierno está bastante apagado y algunos locales están cerrados, tuve la oportunidad de poder visitar dos de sus cervecerías con un catálogo bastante amplio y variado de cervezas.

Después de una tapa en La Barrakita, regada con una Victoria Málaga 1928 (la lager local que es más que decente) la primera parada fue en Guinn’s Irish Sports Bar, como su nombre indica es una mezcla entre un pub irlandés y un sports bar (donde se retransmiten competiciones deportivas)

La oferta de cervezas, tanto nacionales (cervezas artesanas) como internacionales: sobretodo belgas e irlandesas. En este local pude probar una IPA de la tierra, de Cervezas Carma, la California Dreaming.

Bautizada como West Coast American IPA se trata de una IPA bastante equilibrada, suave, que se bebe con suma facilidad. Con un porcentaje alcohólico del 6.4% ABV y un amargor medio del 46 IBU puntué esta California Dreaming con un 3 sobre 5 en Untappd.

Después de cenar en Pizza ella Palla con una Alhambra Especial llegaba el turno de asaltar la Cervezoteca de Torremolinos que dispone de un amplio catálogo de cervezas, tanto en tirador como en botella.

Y allí encontré una de las mejores cervezas de trigo alemanas que pueden beberse, la Weihenstephaner Vitus de Bayerische Staatsbrauerei Weihenstephan, una cervecera bávara que elabora un amplio catálogo de cervezas de trigo.

La Weihenstephaner Vitus destaca por su color dorado y sus aromas afrutados, se bebe realmente bien pero, tiene un 7,7% de ABV con lo cual hay que andarse con cuidado. Presenta una amargor realmente baja, de solo 17 IBU.

Por ahora ésta ha sido la mejor cerveza que he probado en el 2018 con un 4.25 sobre 5 en Untappd, pero el año acaba de empezar como aquel que dice.

La siguiente cerveza que probé fue una Apfelstrudel Doppelbock de la cervecera holandesa Het Uiltje. Ya comenté acerca del estilo bock cuando probe una Eisbock, en este caso la Doppelbock es una cerveza bock doble, tanto en intensidad como en alcohol.

Y la Apfelstrudel Doppelbock no defrauda con sus 11% ABV y un intenso sabor afrutado por el aporte de manzana que se combina con vainilla, crema y pasas. Es una mezcla contundente, ideal para finiquitar una noche de cervezas.

La intensidad de sabor de la Apfelstrudel Doppelbock hizo que la puntuara con un 3 sobre 5 en Untappd.