Hoy se cumplen dos años ya desde que volé de Londres a Gibraltar en un viaje solo de ida (aunque pude volver a Londres a los pocos meses) Desde entonces, muchas cosas han cambiado en mi vida, ha cambiado mi vida, he cambiado yo y se avecinan nuevos cambios, porque la vida es un cambio constante.

Tal vez lo más destacado de estos dos años es que finalmente he comprado una propiedad (un pequeño piso en Marbella) y sigo manteniendo vivas mis aficiones (videojuegos, libros, cervezas, series y películas, etc..) Por supuesto, también este espacio, aunque esté sufriendo un parón forzado.

Otra de las cosas que he podido hacer durante estos dos años ha sido conocer el sur de España, además de recorrer la provincia de Málaga también he visitado Granada y este fin de semana visitaré la ciudad de Cádiz.

Una de las cosas que debo cambiar pasa por ampliar mi círculo de amistades ya que después de dos años conozco a menos gente aquí que la que conocía en Londres en el mismo período de tiempo. Eso hace que eche más de menos a mi familia y amigos de Valencia (e incluso los que dejé en Londres)

Pero como de todo se aprende para mejorar, es algo que estoy seguro cambiará para mejorar.

Lo que sí que no ha cambiado es mi percepción sobre España y es que sigo pensando que aunque es un buen lugar para vivir, el cachondeo reinante tanto en las esferas de poder como en la sociedad no van a permitir que la situación mejore en mucho tiempo.

Eso es algo que se aprende después de vivirlo durante dos años, que se dice pronto. El tiempo pasa volando.