Como prevía a la recien estrenada End Game, tenía que intentar ponerme un poco al día con el Universo Marvel y ver Avengers: Infinity War.

Avengers: Infinity War se situa temporalmente después de Thor Ragnarok.

También tiene relación con otras películas como Doctor Strange, Captain America: Civil War y Guardianes de la Galaxia Vol. 2, además de Black Panther y Spider-man: Homecoming.

En Avengers: Infinity War los superhéroes del Universo Marvel harán frente al fin a Thanos. Thanos se había mostrado en diversas escenas a lo largo de varias películas, sobreto en las de fin de créditos.

Finalmente ha llegado el momento de Thanos, que empieza en esta cinta derrotando, ni más ni menos, que a Hulk y Thor. Un inicio fulgurante que sirve de nexo de unión con Los Guardianes de la Galaxia.

Ellos encuentran a un moribundo Thor, que quiere reconstruir su martillo y luchar contra Thanos. Por otro lado, Hulk aparece en la Tierra, donde se encuentra con el Doctor Strange.

La misión de Thanos es encontrar las seis Gemas del Infinito y utilizarlas con un guantalete para destruir la mitad del Universo. Al comienzo de la película, muestra que ya tiene la Gema de Poder, obteniendo la Gema del Espacio del Teseracto que arrebata a los asgardianos, matando a Loki.

Lo mejor de esta película es que es la acción nunca decae, siempre hay en marcha enfrentamientos entre los distintos grupos de superhéroes y Thanos.

Los combates se suceden en diversos escenarios, Nueva York, Escocia, el planeta de Thanos, Wakanda..

Esta última batalla es apoteósica, reuniendo a prácticamente todos los héroes contra las tropas de Thanos.

La culminación de la película también es muy buena, finalmente, Thanos, consigue su objetivo y el exterminio de la vida en el Universo comienza.