v4.2

Otro año más llega uno de esos días señalados en el calendario y que es recordado con especial cariño en Mareos de un geek, el de mi cumpleaños.

Como todos los años, un pequeño homenaje a mí mismo, un resumen de lo que va de año.. un recuerdo de que este espacio es una bitácora personal.

El año pasado había escrito la entrada correspondiente un día antes, porque justo el día seis me iba de vacaciones después del nacimiento de mi hija.

Ya lo conté posteriormente, las vacaciones fueron en el hospital.

Hoy, un año después, hemos acabado un capítulo de ese libro que nos va a tocar escribir. Afortunadamente, con un final felizEsa es la parte más positiva de estos trescientos sesenta y cinco días.

Por otro lado, haciendo balance de lo que llevamos de 2021, está siendo un año para olvidar. Empecé con fuerza y motivación, pero, de nuevo, la salud, frenó ese entusiasmo.

Desde entonces, el estrés y la falta de tiempo, han ido minando poco a poco, la poca energía con la que me despierto cada mañana.

Sinceramente, necesito un cambio de chip (parece que el de la vacuna no me ha hecho nada) y remontar en estos meses que quedan hasta final de año.

También es cierto que plantearme cambios en verano que es la época del año que menos me gusta, hace más complicado cumplirlos, pero eso hace que el reto sea mayor.

Tengo ante mí un mes de agosto bastante intenso. Me lo he tomado de vacaciones en el entrenador personal, en el nutricionista.. pero a cambio tengo grandes retos en el trabajo.

Septiembre volverá a ser el mes bisagra que supondrá la vuelta a la rutina, pero esta vez, de verdad.

Una rutina mucho más intensa que espero poder soportar y que me permitirá, por fin, volver a recuperar el estado que adquirí hace cuatro años.

Veremos en que queda todo en el mes de diciembre.

Lo dicho ¡feliz cumpleaños!

Si quieres recibir mi lista de correo mensual apúntate a través de este enlace, solo tienes que introducir tu dirección de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: